Seísmos: 8.2 y 7.1

Los terremotos son inspectores de la honestidad arquitectónica”. Juan Villoro

Cuando lo impredecible se hace presente, las tragedias desmesuradas, donde todo nombre se borra, permiten siempre empezar de cero.

No importa si son las olas o la tierra las que se tragan una ciudad o parte de sus edificaciones, se tragan también buena parte de su pasado (Menéndez: 2007).

De esta manera, recobramos el sentido para aseverar que los terremotos y otras catástrofes naturales abren la tierra y dejan entrever sus secretos. Aquellos que nunca fuimos capaces de adivinar o intuir y ahora es momento de vivir y seguir adelante con dichas revelaciones.

Un sismo nos rompe un poco a todos. Nos enseña que la vida empieza y culmina en ese instante de tiempo en el que transcurre tan sólo un segundo, esa unidad de tiempo en la que los seres humanos nacemos y morimos, existimos y dejamos de exitir. En la que la tierra nos escupe desde sus entrañas o nos devora al abrir sus fauces.

MÉXICO, el llamado “cuerno de la abundancia” ha sobrevivido recientemente a dos terremotos, catalogados en la escala sismológica de Richter de una magnitud de 8.2 (7 de sep/17) y de 7.1 (19 de sep/17). Básicamente transcurrieron 12 días entre uno y otro para lidiar con ese miedo y zozobra que nos recuerda lo insignificantes que somos ante el poder de la naturaleza. Dicen que los mexicanos vivimos desde aquel terremoto de 1985, el más trascendental en nuestra historia de catástrofes naturales por las miles de muertes que causó, bajo un sismógrafo en el alma.

Un puño cerrado apuntando hacia el cielo lo dice todo, en señal de “silencio”, el lenguaje aprendido para salvar una vida, para ver nacer la esperanza que nos recuerda que no todo está perdido.

¿Cómo es posible que algunos acontecimientos te puedan cambiar la vida en un abrir y cerrar de ojos? Perdí aquello que me costó tanto obtener o construir: un patrimonio. No estamos acostumbrados a la pérdida y cuando esto sucede nos sentimos desnudos, como si una extremidad de nuestro cuerpo nos faltara. Abrir y cerrar los ojos solía ser un ejercicio habitual, para dejarte llevar por un acto placentero o bien, temeroso.

Hoy, mantener los ojos abiertos para observar y cerrarlos para escuchar, es una forma de comprender el silencio de la Colectividad Mexicana, ese que manifiesta su mirada y las comisuras de su boca inexpresiva. Porque ya lo decía Alejandro Dumas para toda clase de males hay dos tipos de remedios: el tiempo y el silencio. 

A veces tengo la impresión de que los mexicanos sabemos lidiar bien con el sabor de la desgracia porque hemos aprendido a vivir con ella y más que lamentarla, nos humanizamos y la afrontamos increíblemente en comunidad. El Comunismo como forma de organización social, se desdibuja de la utopía y se aproxima un poco más a la realidad.

Es cierto que la desgracia imprevista nos hiere más fuertemente (Séneca), porque una vez que llega de nada sirve quejarse. Para mí la verdadera desgracia existe cuando nos faltan el ingenio para hablar y el tacto para callar. 

Y quiénes vemos en la desgracia una virtud, identificamos que a México le falta acento y llegará el momento de ponérselo. 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Dolor

Amor yo nunca del dolor he sido partidario […] abrázame que el tiempo pasa y el nunca perdona” J. G

En esta ocasión me es menester hablar del dolor en su dimensión física, aunque esta me lleva hablar inherentemente de la psicológica, emocional y/o espiritual. Esta sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior y exterior, en algunas ocasiones nos hace gritar o quejarnos por un vehemente suplicio, mal, pesar, desconsuelo, etc. Es así como la Real Academia Española nos habla del significado de la palabra que aterra a muchos, a otros entristece y a unos más (incluso) divierte: el “dolor”.

Es verosímil que el ser humano a quien el dolor no educo, siempre será un niño (a), porque en nuestra felicidad vivimos, pero en nuestro dolor observamos la vida, prestamos atención a aquello sobre lo que no tenemos ningún control, algo que se nos va, que nos es arrebatado de un momento a otro o simplemente, que nos hace falta. 

La necesidad y el sufrimiento es una dicotomía intrínseca al dolor, la primera referida a la carencia de algo y el segundo, al padecimiento y pena derivada de esa carencia. 

De sentirse bien en el plano físiológico, cuando nos duele un brazo, pie, columna, rodilla, etc. En el psicológico, cuando nuestros pensamientos nos atormentan y debilitan y, en el emocional y/espiritual, cuando la tristeza y el desconsuelo invade nuestra mirada. Son mucho más amplias las connotaciones que encierra el dolor, del cual nunca he sido partidaria, como la canción de Juan Gabriel y como el dramaturgo Óscar Wilde que puede congeniar con todo, menos con el “dolor”.

Inevitable sentirlo, experimentarlo y entonces soportarlo y sobrellevarlo, por eso decimos que todo hombre se parece a su dolor. 

Es cierto que en los momentos placenteros: nos reunimos, pero cuando existen momentos dolorosos: nos unimos. 

Así es, el dolor después de todo tiene su lado amable y humano, conoces la verdadera esencia de las personas cercanas y lejanas a ti. Las lecciones aprendidas durante el lapsus de dolor nunca se olvidan. 

Y ¿cómo lo aliviamos?

Llorando…porque el alma descansa cuando echa sus lágrimas y el dolor se satisfice con su llanto. Lloremos pues…en silencio, sin testigos, acompañados, en público…a sabiendas que nuestro verdadero dolor: es siempre secreto. 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Reencuentro

Reencontrarse, tiene un collage de significados. Para no perder la costumbre, producida por el ámbito académico que me alecciona e instruye en que ser mejor sólo quiere decir: llegar a conocer mejor (indagar sobre un conocimiento que nos acose siempre, porque es mortal un conocimiento que nos vaya aplacando), el diccionario de la Real Academia Española define la palabra reencuentro, como el choque de tropas enemigas en corto número, que mutuamente se buscan y se encuentran. Sin duda es un significado interesante e intrigante, aunque yo le añadiría el elemento metafísico de que ningún encuentro de dos cosas que chocan una con otra es por coincidencia. 

El buscar y encontrar, es otra connotación sui géneris de esta dichosa palabra y probablemente la base de fundamentación de la misma, porque todo reencuentro comienza por los sentimientos que muchas veces descansan no sólo sobre la verdad sino también sobre el error. No obstante, reencontrarse es siempre útil al raciocinio, que sabrá descartar lo malo y conservar lo bueno.

Hoy mi logos, me ha enseñado a sonreír ante aquellos escenarios donde las tropas enemigas me han abatido, sin que haya propiciado ese encuentro. Después de casi tres años, busqué los tratados de paz, a través de un reencuentro célebre, histórico, merecido y, sobre todo, sincero. 

Hay muy pocas cosas en la vida que francamente valen la pena y la amistad es una de ellas, Pedro Calderón de la Barca decía que el parentesco sin sangre era sinónimo de una amistad verdadera. 

Me reencontré conmigo misma y en ese reencuentro te encontré a ti y quise reencontrarme contigo, buscarte y encontrarte, no en recuerdos anclados en el pasado sino en el presente futuro capaz de construir un reencuentro permanente. 

Quién le dijo al ser humano que no es capaz de modificar su propio destino? Porque llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder.

Reencontrémonos…cuando lo decidamos, pero la regla es que hay que hacerlo tarde o temprano, lo segundo más que lo primero, en un café, en la cama, en la playa, en el metro, en un parque, etc…en una vida…en ésta…

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Deseos…

02161_HD - copia

…”Buscando lo que deseo, voy perdiendo el      deseo de lo que busco”.

He aquí la simplicidad de resumir nuestros anhelos en el transcurrir diario de la vida.

Cuando tenía 17 años escuché a alguien decir “el que nada desea, es sospechoso”, me pareció el mejor significado para definir al ser humano: un ser constituido de deseos. Pero, qué es un deseo? es apetecer o anhelar algo con vehemencia?

Esta interrogante me recuerda a otro apotegma que una vez alguien me compartió “las grandes mentes tienen objetivos, las demás deseos”, sonreí, porque sabía que ambos delineaban mi vida y para mí no había diferencia.

Deseos!

yo deseo,

tú deseas,

él desea,

ella desea,

nosotros deseamos

ustedes desean,

mi verbo favorito. Si tan solo pudiera escribir los deseos del mundo, si tan solo pudiera recordar los propios y llevar a cabo en secreto los mejores.

Finalmente, aquí estoy, desnuda sobre las sábanas solitarias de esta cama donde te deseo, creyendo que la vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama, no sé si para dormir, descansar, brincar o hacer el amor.

Por esta razón, aunque se desea a veces lo que no se conoce, voy en busca de mis deseos con el riesgo de perderlos en el camino y, como consecuencia, vuelvan a surgir otros.

Es la ley, la de los deseos, no hay genio ni fuente que los conceda, es el proceder de uno mismo. la fuerza de aspirar a ellos y alcanzarlos.

Faby

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Momentos…

¿Qué es un momento?

Es un instante de tiempo.

Los antiguos romanos, aseguraban que un momento equivale a un 1 minuto y 30 segundos. Por tanto, una hora está dividida en cuarenta momentos de uno y medio minutos.image (9)

Los momentos entonces, son una medida de tiempo, pero también de lugar.

Son pequeños instantes de tiempo en blanco, rosa, lila, amarillo, beige, rojo, negro… frase articulada por Mario Benedetti.

Es tiempo estribado en recuerdos.

Son minutos en que se corta el aliento, se recobra y se vuelve a perder. Suceden  repetidamente y repentinamente.

Será verdad que los momentos realmente significativos de nuestras vidas nunca son planeados? Creo que sí.

“La vida es simplemente un mal cuarto de hora formado por momentos exquisitos”, argumentaba Oscar Wilde en su época. Hay quiénes incluso dicen que no se recuerdan los días, sino los momentos. Me agradan las frases románticas para describir el tiempo en que se desarrolla la vida.

En mi caso, los errores cometidos son resultado de los mejores momentos. Del mimso modo, también he vivido momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, mi alma ha estado de rodillas y otras veces de pie.

Escribir es un momento.

Escribo de los momentos, se ha escrito de ellos en la historia de la humanidad; sin embargo, hoy,  sólo uno me hizo recordar aquel momento en el que tu ropa y la mía juntas miraban hacia el mar, mientras nuestros cuerpos se fundían en ese instante de tiempo, aquel momento en que te amé.

Faby

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Una clase de prospectiva política

El pasado lunes en la Facultad de Ciencias Políticas explicaba a los estudiantes de sexto semestre en Ciudad Universitaria, los conceptos básicos de la prospectiva: el futuro como espacio de libertad, de poder y voluntad. 

Primero, hacía referencia a que la prospectiva no es ni profecía, ni previsión, su misión estriba en ayudar al hombre a construir su futuro, a inventarlo e imaginarlo. El postulado de libertad coincide con la idea de que el porvenir no nos viene hecho y tampoco está predeterminado, al contrario, se encuentra abierto a un amplio abanico de futuros posibles y deseables. Sin embargo, cuando se considera que el futuro no se prevé sino que se inventa y que, por tanto, se construye, es cuando la prospectiva adquiere todo su valor y significado como fuente reductora de angustias y de incertidumbres.

A nadie le gusta vivir en incertidumbre o si? Les preguntaba, al mismo tiempo que le decía a uno si le daba incertidumbre el suyo propio. Era divertido ver sus caras y como reaccionamos ante algo que no conocemos ni sabemos. Con frecuencia, pensamos que sólo a partir de lo que creemos y conocemos es cómo podemos explicar los fenómenos.

En el futuro como espacio de poder, veíamos que a medida que algo se convierte en urgente es porque ya es demasiado tarde. Quiénes toman las decisiones son los que tienen menos libertad para decidir el rumbo de las políticas empleadas, atienden lo urgente y dejan de lado lo importante. Se necesita una actitud preactiva y proactiva, la primera para anticiparse a los hechos y la segunda, influyendo en el futuro. Esto garantiza el poder.

Finalmente el futuro como espacio de voluntad, siempre que exista intención se podrá concebir un futuro deseable.

De esta manera la prospectiva se mueve en el espacio de libertad y no del determinismo, el espacio de poder es donde actúa y el espacio de voluntad donde se contempla el futuro deseado.

Politólogos, comunicólogos, juristas, internacionalistas, público en general, qué futuro nos espera? Mientras tanto  a hacer análisis de prospectiva de nuestras vidas y en mi caso de los fenómenos políticos y electorales.

Buen día =)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Quieres ser una top model?

No es nada fácil, tampoco simple y mucho menos sencillo.  

En el mundo de la moda tienes que estar abierta al cambio.

En la moda siempre se critica y tienes que soportarlas.

Tienes que ser lo suficientemente creativa para innovar e inventar tu propio estilo.

En una pasarela nunca se pasa por detrás del staff, se entra por la derecha y se sale por la izquierda.

Nunca debes actuar por sí sola, tienes que aprender a recibir y seguir  instrucciones.

Aprender a verte espectacular en un abrir y cerrar de ojos.

Vaya! Ser una top model no está tan alejado de la vida misma. Es como cuando alguien en una pasarela te dice: “si tu sueño es ser una top model, demuéstralo, no te peines, ni te vistas como si fueras al super mercado y, lo más importante, no actúes por si sola aprende a recibir instrucciones”. Eso me recordó cuando un jefe que tuve me dijo: “a veces en la vida Fabiola, buscamos una oportunidad, es como una pelea de box donde los contrincantes -en ocasiones- se preparan para la pelea que definirá el rumbo de su carrera y es más, de su propia vida, ésta, es tu oportunidad, creétela” y también recordé cuando un amigo jurista me dijo: “en el mundo de la administración pública -burocracia- lo más importante, es saber recibir instrucciones y seguirlas al pie de la letra”. Buena enseñanzas, ojalá las hubiese conocido un poco antes. Todo a su tiempo, ni modo, como deber ser.

En el mundo de la moda un corte de pelo no usual y que por supuesto, pienses y sientas no va contigo, no tienes otra más que aguantar, sonreír y modelar igual que siempre, “estar abierta al cambio” es una regla. Tal vez, la cara se te vea más gorda y no la soportes, pero debes explotar tus mejores ángulos seduciendo al fotógrafo.

En el mundo real, el mundo de las profesiones, los oficios, las artes, etc., siempre existe un jurado criticando tu trabajo, en la vida debes aprender a seguir instrucciones de ello depende lo mucho que quieras avanzar. Estar abierto al cambio incluso a los más irónicos e inesperados, crear tu propio estilo, ser creativo, posar con elegancia y cautivar con tu sonrisa, trabajo y buena actitud, son requisitos indispensables.

Lo que nadie nunca te dice es que ser una top model lleva la mayor parte de la vida, no solo es una pasarela, son muchas, todas diferentes e inigualables.

Buenos días.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario